Shopping Cart

Cómo Fortalecer El Sistema Inmunológico Usando Alimentos

alimentaciónDescubra qué nutrientes ayudan al sistema de defensa del cuerpo y en qué alimentos se pueden encontrar.

El sistema inmunológico, también llamado sistema inmunológico o inmunológico, está formado por una gran cantidad de células y moléculas encargadas de reconocer un agente invasor, como el virus Sars-CoV-2, por ejemplo, y desencadenar una respuesta frente a él.

Los diferentes componentes del sistema inmunológico tienen la misión de inactivar al invasor y, por tanto, son fundamentales para garantizar la defensa del organismo frente a las infecciones.

Para fortalecer el sistema inmunológico, previniendo el desarrollo de algunas enfermedades, es importante ingerir alimentos ricos en vitaminas y minerales.

También está indicado para reducir el consumo de grasas, azúcares y fuentes industrializadas, ya que contienen colorantes y conservantes que no son buenos para el organismo.

Mantener un estilo de vida saludable es la mejor estrategia para que el sistema de defensa natural del cuerpo sea fuerte y eficiente. El ejercicio físico regular, ligero o moderado, el control de peso y el sueño reparador, de 7 a 8 horas por noche, son hábitos que contribuyen a que el sistema inmunológico esté preparado para reaccionar ante las amenazas.

Los alimentos ricos en omega-3, selenio, zinc, probióticos , vitaminas A, C y E son los más adecuados para fortalecer el sistema inmunológico, ya que favorecen la producción de células de defensa.

Vea dónde se pueden encontrar estos nutrientes:

• Omega-3 : sardinas, salmón, arenque, atún, semillas de chía, nueces y linaza;
Selenio: nueces de Brasil, trigo, arroz, yema de huevo, pipas de girasol, pollo, pan, queso, col y harina de trigo;
• Zinc: ostras, camarones, ternera, pollo, pavo y pescado, hígado, germen de trigo, cereales integrales y nueces (nueces de Brasil, maní y nueces de Brasil);
Vitamina C: naranja, mandarina, piña , limón, fresa, melón, papaya, mango, kiwi, brócoli, tomate, sandía y patatas sin pelar;
Vitamina E: pipas de girasol, avellanas, cacahuetes, almendras, pistachos, mango, aceite de oliva, salsa de tomate, aceite de girasol, nueces y papaya;
Vitamina A: zanahoria, boniato, mango, espinaca, melón, acelga, pimiento rojo, brócoli, lechuga y huevo;
Probióticos: yogur natural, leches fermentadas como kéfir o Yakult.

La indicación es consumir estos alimentos de forma diaria y regular, nutriendo el organismo para que funcione de la mejor forma posible

¿Y por qué nuestra comida puede ser un aliado dorado? 

Es simple: con los alimentos adecuados, podemos equilibrar nuestro sistema inmunológico, una especie de ejército que nuestro cuerpo usa para protegerse de la agresión. En este sentido, hay alimentos que, por su composición nutricional, son más adecuados que otros.

1. Naranja, limón y kiwi

Son fuentes dietéticas de vitamina C, que tienen propiedades antioxidantes, es decir, previenen la oxidación de las células del sistema inmunológico. Al consumirlos, previene la muerte de las células y permite que el organismo esté mejor preparado ante la exposición a agentes agresivos.

2. Hongos

Los hongos son ricos en antioxidantes y selenio. Cuando los niveles de selenio en el cuerpo son bajos, somos más susceptibles a los resfriados y la gripe. Además, los hongos también son ricos en vitaminas B, a saber, niacina (B3) y riboflavina (B2), que fortalecen el sistema inmunológico.

3. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza tienen zinc en su constitución, un mineral que actúa y regula la función de las células del sistema inmunológico.

4. Almendras

Las almendras son ricas en vitamina E y B3 (niacina). Estas dos vitaminas juntas fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a combatir el estrés .

5. Yogur

Contiene bacterias que actúan como mediadoras de la respuesta inflamatoria en el organismo, ayudando a combatir las enfermedades inflamatorias del intestino.

6. Ajo

Lucha directamente contra Helicobacter pylori, una bacteria asociada con gastritis, úlceras y cáncer de estómago. Además, tiene en su composición bioquímica sustancias que estimulan la actividad celular del sistema inmunológico.

7. Espinaca

Tienen folato, que participa en la producción de nuevas células y la reparación del ADN. También son una buena fuente de fibra, antioxidantes y vitamina C.

8. Batatas

Tiene betacaroteno y vitamina A. Su actividad antioxidante puede estar relacionada con la lucha contra el envejecimiento y la reducción de la aparición de algunos tipos de cáncer.